Desde nuestra farmacia te damos las claves para lograr una piel libre de quemaduras:

1. Prepara tu piel

En primer lugar, hidrata y exfolia tu piel para protegerla y reducir los riesgos de

sufrir quemaduras a causa del sol.

2. Protégela

Aunque no te expongas directamente a los rayos del sol en la playa o en la

piscina, las radiaciones solares afectan a nuestra piel a lo largo del día. Ya sea

paseando, en el parque o en una terraza con amigos.

3. Elegir un factor de protección adecuado

En nuestra farmacia te recomendamos llevar siempre la protección solar que

más se adapte a cada tipo de piel. Vigilando siempre la fecha de caducidad y el

factor solar.

4. Piel limpia

Es muy importante tener en cuenta que la protección solar debe ser aplicada

sobre la cara lavada para que no hayan restos de alcohol u otros productos

químicos.

Estos son algunas de las pautas que  te aconsejamos seguir atendiendo a lo que

expone la Skin Care Fundation:

 Busca la sombra, especialmente entre las 10 a.m. y 4 p.m.

 Usa protección solar de mínimo 15 FPS todos los días. No olvides aplicarlo

también después de nadar o sudar. Por otro lado, además te recomendamos

aplicar crema cada 2 horas o con la frecuencia que se indique en el envase.

 Para que la protección solar sea efectiva te recomendamos usarla

aproximadamente unos 30 minutos antes de la exposición. Así facilitarás su

correcta absorción.

 Evita los salones de bronceado artificial.

 Utiliza accesorios que cubran tu piel como sombreros o gorras, especialmente en

primavera y verano. También te recomendamos el uso de protector labial.

 Hazte un examen completo de la piel por lo menos una vez al año.

 Protege a los más pequeños del sol.